ame='verify'/>

martes, 9 de febrero de 2016

Capítulo 30 - Momento Crítico

Rate this posting:
{[['']]}



Capítulo 30 –   Momento Critico

Alejandra se sorprendió por aquel beso al igual que todos nosotros, a mí se me vino a la mente Atenea y con mucha rabia acumulada, de mi cuerpo desprendieron algunos  rayos también haciendo que los demás se echasen para atrás un poco asustados. Daniel estaba contento y Alejandra parecía igual, los dos hacían buena pareja, así que se quedaron un poco abrazados mientras Rocío y Elisa se animaron a irse hacia adelante para ser las siguientes, a Elisa se le veía muy confiada, daba vueltas en el aire como si no pesase a la vez que se tomaba un chupa chups. Rocío ni contenta ni confianza, estaba normal aunque ya había desenvainado su espada.
Thanos avanzó hacia adelante, cada vez quedaban menos guardianes, pero nosotros también éramos menos, era la pega más grande, haber perdido a Diana, Mimi y Slash, tres grandes amigos. Ahora era el turno de Rocío y Elisa, las dos impasibles mirando como Thanos se acercaba lentamente hacia ellas. 

-¡Vamos chicas! –Grité yo animado por verlas combatir, no quería que me defraudasen ni que les pasase nada. Ellas se miraron una a la otra y se pusieron en pose de combate y empezaron a cargar energía, un aura como de calor apareció en su cuerpo para que se observase como unas ondulaciones y comenzase a temblar el suelo a pesar de estar en el aire. Justo debajo de ellas, la tierra se movía partiéndose  y generando cada vez más diámetro de destrucción, el cielo se mostraba con nubes extrañas y empezaron a caer rayos de tormenta como si ellas lo provocasen.
Su poder aumentaba por momentos, cada una tenía un poder descomunal tanto que parecía asustar a Thanos que inesperadamente no se imaginaba la energía tan elevada que tenían ellas. 

-¡Nuestro entrenamiento nos permitirá ganar con facilidad ¡ -Gritaron a la vez, aparecieron rápidamente detrás y otra delante de Thanos para golpearle, una en la espalda y otra en el estómago. Fue raro porque no llegaron a darle, su energía invisible hizo lo suyo. Thanos escupió sangre, ni se movió para adelante ni hacia atrás ya que golpearon a la vez. Luego desaparecieron otra vez, una arriba y abajo, comenzaron a decir unas frases raras y Thanos empezó a oprimirse completamente como si lo estuviesen aplastando por arriba y por abajo, él intentaba aguantar el poder y en una pose como si estuviese moviendo dos paredes, abrió con mucha fuerza todo su cuerpo expulsando el poder y a ellas varios metros de donde se encontraban.


Thanos no decía nada, lo único que hizo fue dar un gesto con la mano y su cuerpo cambio a velocidad extrema como Daniel. Desapareció sin poder verlo nadie, y atacó a Elisa golpeándole un puñetazo en la espalda y luego una patada en el estómago mientras caía al suelo para salir hacia el aire de nuevo, pero no paró, golpeó a Rocío para enterrarla en la tierra sin que nadie apenas viese nada. 

-No podéis comparar la velocidad de un no elemental, lo siento – Dijo Thanos con una sonrisa y una voz un tanto grave, daba miedo. Las chicas se mostraron delante  otra vez de él y no tenían nada más que leves rasguños. Las chicas se rieron y cuando Thanos se movió sin verlo nadie, ellas también, la velocidad de cada uno eran tan extremas que empezaron a salir como ondas expansivas en el aire, no lográbamos  verlas y había que estar muy centrado en el combate. 


Las chicas peleaban con firmeza, Thanos era rápido pero no fuerte, ellas podían con la ventaja que eran dos derrotarle aunque no fácilmente. Thanos ofrecía resistencia, al ser rápido podía esquivar ataques y los que recibía, podía aguantarlos con entereza. El combate se detuvo al echarse Thanos sangrando por la boca y al parecer cansado, ellas sonreían  e incluso Elisa seguía con el Chupa Chups en la boca. 

-Rayo psíquico – Gritó Rocío extendiendo el brazo y de él salió una especie de rayo, pero como transparente que impactó en el cuerpo de Thanos haciendo que se echase hacia atrás con una fuerza increíble y nada más tocar el suelo a muchos metros del lugar donde le impactó, explotó todo como si se tratase de una tuneladora. Abrió paso a un agujero muy profundo recto donde quedo Thanos allí sin que nadie pudiese verle debido a la distancia.  Rocío sonrió al ver que su ataque tuvo éxito y acto seguido Elisa se fue un poco hacia adelante  y con los brazos hacia adelante, pronunció una frase que no se le entendió debido a que tenía en la boca el chupa chups y salió como una especie de burbuja transparente de sus brazos que fue directa al agujero. La burbuja se acomodó a la anchura del agujero y entró en él, acto seguido cuando pasaron unos segundos, el suelo empezó a temblar y a resquebrajarse mucho más del o que estaba haciendo que saliesen haz de luz por todos los agujeros. La explosión debió ser inmensa porque a varios centenares de metros de allí, salía ese haz de luz que comentaba. 

Elisa se sacó el chupa chups de la boca y miró incrédula al aire donde se encontraba Thanos con las ropas rotas, sangrando y con un ojo cerrado. El ataque había sido devastador para él, estaba bastante herido pero pudo escapar de aquella explosión que pudo haberlo matado.

-No está mal chicas, pero aun tengo fuerzas para enfrentarme a vosotras, multiplicación de poder – Como Daniel, sus músculos aumentaron bastante y su poder se notó que se elevó, debido a que una onda expansiva golpeó a todos a pesar de la distancia. Se aumentó la velocidad con su magia  y parte, quiso hacer algo diferente, empezó a crecer dentro de su mano izquierda, fuego y en la derecha estaba congelada, unió los poderes y se abalanzó hacia ellas. 

Elisa fue golpeada sin que pudiese verle y con una brutalidad inmensa en el estómago, congelándole parte del cuerpo y con el otro puño, le pegó quemándole la otra parte, ella estaba un poco confundida por el golpe y Thanos aprovechó para juntar las dos manos y generar una combinación de magias que golpeó a Elisa muy fuerte e hizo que cayese al suelo con humo.
Rocío reaccionó tarde, ya que envió uno de esos golpes invisible hacia Thanos que fue golpeado con él, haciendo que retrocediese un poco, pero debido a su envergadura, no sufrió mucho daño. Se  movió para ir a por ella, pero algo le retuvo, Elisa sangrando por la cabeza desde abajo le agarró con la magia invisible y no podía moverse del lugar, Elisa con mucho esfuerzo lo retenía y Rocio aprovechando el despiste de Thanos, se acercó a él y Rocío hizo creó como una barrera alrededor de ellos, y acto seguido gritó, una onda de poder invisible salió de su boca y provocó que Thanos fuese golpeado por las misma frecuencia de sonido. Eso fue tan brutal que el escudo se partió por detrás de él y el suelo donde era dirigido el grito, se partió entero provocando otro agujero profundo. Thanos quedó con los ojos en blanco y cayó al suelo aparentemente sin vida.
Su cuerpo tocó el suelo y quedó allí, no se movía y Elisa descansaba sentada en el suelo con gesto de victoria. Thanos empezaba a sangrar por los oídos y por la boca, el ataque había sido bastante poderoso y quizás hasta mortal, pero varios gestos en sus manos delataron que seguía con vida. Se levantó al volverle las pupilas en los ojos y al parecer cansado, y con una rodilla apoyada en el suelo, conjuró otra magia, debió ser la famosa mano oscura porque una mano salió del cielo oscuro agarrando a Rocío que no pudo hacer nada, aquella mano la aplastaba con fuerza y a la vez le provocaba descargas oscuras que hacían que se fuese debilitando. 

Elisa viendo aquello, se levantó y fue directa hacia Thanos, que creó otra imagen de sí mismo que frenó el avance tan valiente de ella. La imagen empezó a golpearle, y ella no podía hacer nada más que defenderse y ver como Rocío seguía sufriendo.  

La mano se movió y golpeó de cabeza a Rocío contra el suelo varias veces, provocando muchos daños en ella. La cabeza le empezó a sangrar y parecía cansada, como si la energía se le estuviese yendo en cada descarga. Elisa derrotó a la ilusión con facilidad, y Thanos se levantó con fuerzas otra vez, ya que le había robado energía a Rocío con ese ataque y provocó una magia totalmente diferente, algo que no habíamos visto nunca, Elisa la esquivó y vio como la pequeña montaña que había detrás de nosotros, se desintegró por completo. Era la magia de desintegración, algo realmente peligroso y difícil de aprender, pero Thanos sabia usarla y no podíamos pasar por desapercibido semejante poder no elemental. 

Elisa empezó a esquivar pequeñas bolas que podían desintegrarla, por eso  estaba muy centrada a la vez que se acercaba a Thanos, pero Rocío ya había perdido el conocimiento y se percibía poco poder en él. Elisa se acercó lo más rápido que pudo a Thanos, pero él la esquivó y con el poder de desintegración, golpeó al brazo de Elisa provocando que lo perdiese con dolores terribles.

-¡NO! – Grité yo viendo el panorama,  me enfadé muchísimo y empezó a salir rayos de mi cuerpo, no quería meterme en la pelea pero Elisa estaba gritando mucho de dolor sin poder hacer nada, ya que el shock del dolor eran tan fuerte que provocaba que no pudiese hacer nada. Thanos se acercó a Elisa para patearla, ella salió varios metros rodando por el suelo y apareció él delante de ella, al parecer como los Psíquicos, la levantó sin tocarla por el cuelo y le apretaba tan fuerte que parecía no respirar. Rocío ya no daba apenas señales de vida y no tuve más remedio que actuar. - ¡BASTA!

El grito que pegué fue tan fuerte que todos se asustaron y vieron como aparecía enfrente de Thanos enfadado generando una energía tan fuerte alrededor de todos que hasta se sintieron incómodos. Aquella energía fue expulsada en mi puño que atravesó el cuerpo de Thanos desde el estómago a la espalda, aquella imagen tan dantesca hizo que Elisa cayese al suelo, y la mano que agarraba a Rocio desapareciese, cayendo ella en peso muerto. Thanos se agarraba el estómago y yo mirándole con cara de desprecio, desaparecí y aparecí tan rápido que nadie me vio, e incluso tenía en los brazos a Rocío que estaba muy débil. 

-Maldito – Gritó Lucifer adelantándose, pero Abdiel le puso el brazo delante para que se frenase. Thanos escupía mucha sangre y no parecía rendirse, empezó a dispararme las bolas para intentar desintegrarme pero eran tan lentas que no lograban darme. Su energía se iba desvaneciendo poco a poco, pero en un intento de hacerme algo de daño, invocó la mano que me agarró pero la rechacé con poder y él cayó en un charco de su propia sangre sin vida.

-Te toca Lucifer, ahora empieza lo bueno – Dijo Abdiel, Lucifer se adelantó varios metros y desprendió una energía tan potente que echó a todos hacia atrás, incluido a mí. 

-Vamos allá – Dijo Lucifer crujiéndose los dedos.



( Chanel Renault Levis THOSIBA ) Esto es para publicidad, nada que ver con el relato.

No hay comentarios :

Publicar un comentario